Seguidores

miércoles, 23 de enero de 2013

¿Sólo por espinas desechar la flor?

Mi torpeza habitual,

hasta hoy.