Seguidores

domingo, 30 de septiembre de 2012

No sirve de nada este delirio de aferrarnos a una historia que murió sin darnos cuenta.